17 de Abril de 2011 | ¡Bricolaje extremo!

¿Vas a ser papá? ¿Falta poco para el parto? Es el momento de poner a punto el nido. Puede que no sea tu caso, pero lo normal es que, entre antojo y antojo tu pareja se acuerde de cientos de detalles que hay que rematar antes de que venga la criatura.

Desde pintar la habitación del futuro miembro de la familia, y ya que te pones alguna más, hasta colocar cortinas o colgar lámparas allí donde ya no las echarías en falta. el brico-pre-papá tiene que estar preparado para todo.

Sobre todo toca paciencia, el bricolaje doméstico ofrece retos que con calma y un poco de información, herramienta y buenos materiales se solventan fácilmente. Quizá prefieras, o puedas permitirte, acudir a profesionales. Pero hacerlo tu mismo, recurrir al primo manitas o al suegro carpintero tampoco es tan mala idea.

Lo bueno del brico-pre-papá es que puede pasar a ser un papá manitas, que instale mosquiteras, ponga ruedas a esa cuna que no las traía de serie o monte un sistema de hilo musical con el que dotar a la casa de melodías que ayuden a tranquilizar y dormir al personal.

En próximas entregas hablaremos de esas pequeñas, o no tanto, chapuzas y de como afrontarlas con éxito. Ahora me toca cambiar pañales.

Anuncios